Vueltas de Santa Clara (Cuba), 1895 - Madrid, 1976

Pintor

Autorretrato de José Aguiar García.

Con su familia retornó a Canarias (Agulo, La Gomera) en 1896 y tras cursar el bachillerato en La Laguna (Tenerife), se trasladó a Madrid en 1914 con el fin de estudiar Derecho, carrera que abandonó para iniciar su formación artística en 1916 en la Escuela de Bellas Artes de San Fernando como discípulo de José Pinazo Martínez (1879-1938), ampliándola posteriormente en Florencia, becado por el Cabildo Insular de la Gomera, en 1930.

Sin perder los lazos con Canarias, Madrid se convirtió en su lugar de residencia habitual desde 1924, salvo los paréntesis de sus numerosos viajes y del periodo sevillano cuando en 1933 ganó la plaza de profesor de dibujo en la Escuela de Artes y Oficios de Sevilla, estableciendo definitivamente su estudio en Pozuelo de Alarcón (Madrid) en 1947.

Dentro de una figuración con ciertas irregularidades que lo vinculan a la tradición expresionista española, su obra, adherida al clasicismo formal, se suma a la pintura regionalista de signo nacional e institucional de posguerra. Es ante todo un muralista en el que convergen el costumbrismo con lo alegórico y heroico, interesándole, más que el paisaje, el hombre que lo habita, recreado con un realismo monumental y una paleta vibrante y luminosa. Además de las decoraciones murales, cultivó también el paisaje y el retrato.

Su obra se conserva en colecciones particulares y en numerosas instituciones, entre otras el Museo Municipal de Bellas Artes, Casino y Cabildo Insular de Tenerife, Cabildo Insular de La Gomera, Museo de Arte Moderno de Barcelona, Centro de Arte Reina Sofía, Ministerio de Justicia, Cajas de Ahorros Confederadas y Ayuntamiento de Madrid o en la Basílica de Candelaria en Tenerife.