PostHeaderIcon González Arencibia, Jesús

Antiguos académicos

Datos personales

Jesús [González] Arenciabia.Lugar de nacimiento: Tamaraceite, Gran Canaria.

Fecha de nacimiento: 26 de febrero de 1910.

Lugar de defunción: Las Palmas de Gran Canaria.

Fecha de defunción: 9 de febrero de 1993.


Fecha de elección y de su incorporación como Académico de Número de la RACBA

Elección: en 1990.

Incorporación: Mediante su exposición 1992/93.

Formación y especialidades

PINTOR.

Su infancia transcurrió entre los municipios grancanarios de Arucas y Las Palmas. Pronto se aficionó a la pintura, que practicó como aficionado y observando la labor de pintores de su tiempo, como los paisajes de Nicolás Massieu y Matos. Sus intentos pictóricos más antiguos datan de 1926, cuando empezaba a salir de la adolescencia. Realizó y culminó como alumno libre sus estudios de Bachillerato en el Instituto de Enseñanzas Medias de Las Palmas. Fue llevado a la Escuela Luján Pérez por el escritor Pancho Guerra, lo que determinará definitivamente su vocación pictórica. Realiza su primera exposición individual en 1934 en el Círculo Mercantil de Las Palmas. Al advenimiento de la Guerra Civil fue movilizado, y terminada ésta, en 1939, ingresa en la Escuela Normal de Magisterio, donde se graduó.

En 1942 es beneficiado por el Cabildo Insular de Gran Canaria con una beca para estudiar en la Academia de Bellas Artes de San Fernando de Madrid, siendo allí uno de sus principales maestros Vázquez Díaz, con quien aprende diversas técnicas para la pintura de murales. Culminó en Madrid sus estudios en 1947, año en que gana también una Cátedra de Dibujo para Escuelas Normales de Magisterio, siendo destinado a Huelva. Pronto se trasladará a la de Las Palmas, donde ejerció docencia hasta su jubilación en 1981, falleciendo doce años después.

En su primera exposición de 1934 en el Círculo Mercantíl de Las Palmas, su obra más temprana aparece impregnada ya de la corriente indigenista a la que se habían adscrito los pintores de la Escuela Luján Pérez, y es una tendencia que, sin dejar de buscar su propio camino, Arencibia nunca abandonará. Ya en 1942 obtuvo el segundo premio en la Bienal de Bellas Artes del Gabinete Literario de Las Palmas y la Medalla de Bronce en la exposición del Círculo de Bellas Artes de Madrid. En 1943 participó también en el Salón de Otoño de Madrid. En 1954 obtuvo en Las Palmas el primer premio en la VI Bienal Regional de Bellas Artes del Gabinete Literario. Dedicado desde su regreso de la Península a realizar grandes murales, sus exposiciones de obras en mediano y pequeño formato son en esos años esporádicas, si bien serán más frecuentes en los últimos veinte años de su vida.

Jesús Arencibia realizó a lo largo de su vida diecisiete grandes murales, de los cuales nueve fueron en iglesias y el resto fueron pintados para organismos oficiales. Se le considera, junto a Aguiar y Néstor, la culminación del gran trío de muralistas canarios. Su interés se centra en las gentes populares, en la figura humana y su peculiar fisonomía (especialmente en Canarias), y particularmente en sus manos y en sus pies. Aborda escenas colectivas que son verdaderos análisis de una geografía humana, extraída de su entorno insular, apasionada y vehemente, con un dominio del gran espacio pictórico en el que nunca se pierde la exacta dimensión de la composición total. Las escenas marineras que cubren las paredes del gran salón de plenos del Cabildo de Gran Canaria, la gran procesión de ciegos en torno a Santa Lucía que decora una de las salas del Hotel Santa Catalina de Las Palmas, el vértigo aéreo al que se ven arrastradas las figuras de su pequeño mural para el Aeropuerto de Las Palmas (uno de sus primeros trabajos tras regresar de Madrid) y, en fin, los arrebatos místicos y dramáticos de quienes aparecen representados en varios de sus murales religiosos (la Fé no vendada, sino tapándose los ojos con sus propias manos para creer sin querer ver, en el mural que rodea los muros de la ermita de Santa Catalina del Pueblo Canario), el gran mural, obra casi póstuma, de San Antón Abad de Tamaraceite, homenaje a su fallecida madre y donde figura su autorretrato, los Apóstoles de la inmensa pintura de la iglesia de Schamann... todos ellos son testimonios de un mundo interior cuyos ojos ven los sentimientos más apasionados e irracionales del pueblo, donde se expresa también la peculiar forma de fe religiosa tal como la entiende el pintor, impregnada siempre de un gran dramatismo.

En el decir del gran ensayista y crítico de su tiempo Juan Rodríguez Doreste, se percibe en la obra de Jesús Arencibia "originalidad y maestría de oficio, expresivo y estilizado dramatismo de las formas, captadas en difíciles escorzos que acentúan su acendrada espiritualidad, todo ello dentro de una fiel y pura línea expresionista de buena ley moderna pero que hunde sus raíces en el humus más fértil de la tradición nacional y europea". Tal tradición emana para Arencibia de la obra de El Greco, su pintor preferido y más admirado, una devoción y tributo que salta a la vista y que nunca negó.

Entre las distinciones más importantes que obtuvo en vida cabe destacar la Encomienda de la Orden de Alfonso X el Sabio. A título póstumo, en 1994 fue nombrado Hijo Predilecto de Gran Canaria e Hijo Predilecto de la Ciudad de Las Palmas de Gran Canaria.

Habiéndose producido una vacante en la sección de Pintura de la Real Academia Canaria de Bellas Artes de San Miguel Arcángel, esta corporación lo eligió en 1990 como Académico Numerario, habiendo realizado su ingreso solemne en 1992 con la inauguración en Tenerife de su magna exposición "Colón y los olvidados", obra póstuma que luego rotó por todas las Islas del Archipiélago. Jesús Arencibia fue un hombre entrañable, cercano y de una gran sensibilidad al servicio de la mejor imaginación. El cineasta Pedro Siemens realizó varios años antes de su muerte una interesante película, hoy disponible en DVD (no comercial y de la que la RACBA posee una copia), donde Jesús Arencibia narra episodios de su vida y de sus ideas sobre el arte.

Bibliografía

VARIOS: "Homenaje a Jesús Arencibia". Las Palmas Gran Canaria, Escuela Universitaria de Formación del Profesorado de E.G.B, 1982.

Jesús [González] ARENCIBIA: "Colón y los olvidados". Exposición con motivo de su ingreso como Académico Numerario de la RACBA (sección de Pintura), conmemorativa asimismo del V Centenario del Descubrimiento de América. Textos: Jesús HERNÁNDEZ PERERA, Pedro GONZÁLEZ GONZÁLEZ y Pedro ALMEIDA CABRERA. Santa Cruz de Tenerife, RACBA, 1992.

Pedro ALMEIDA CABRERA: "Jesús González Arencibia". Biblioteca de Artistas Canarios nº 20. Tenerife, Gobierno Autónomo de Canarias, 1993.

Catálogo "Jesús Arencibie: Santoral". Exposición celebrada del 10 de noviembre al 12 de diciembre de 1993. Las Palmas de G.C, Museo de Néstor, 1993.

Mª de los Reyes HERNÁNDEZ SOCORRO: "Jesús Arencibia ilustrador de libros". Madrid, Cabildo de Gran Canaria, 1993.

Jesús Arencibia, Felo Monzón y Santiago Santana (1982).